DD.HH.
2 de abril: Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas

El 2 de abril se conmemora el Día del Veterano y de los Caídos en la guerra de Malvinas. 

 

Cuando tenía 19 años y estaba haciendo el servicio militar obligatorio en medio de la última dictadura, Carlos Giordano fue un soldado conscripto combatiente en la guerra de Malvinas. “A 39 años, parece una locura que hubiese un servicio militar obligatorio y que esos militares fueran dueños de la vida de cada uno de nosotros”. Hoy Giordano es comunicador, docente, investigador, Jefe de Gabinete de la Presidencia de la UNLP e integrante del Centro de Ex Combatientes Islas Malvinas (CECIM).

En sus palabras, el 2 de abril es “una de esas fechas raras, equívocas, que no sabe si festejar o repudiar”. Muchos de quienes combatieron prefieren denominarlo Día de los Ex Combatientes, porque no están de acuerdo con “veteranos de guerra” por su sonoridad bélica, y porque los emparenta con personas con las que no se sienten identificados.

Con su mensaje nos invita a reflexionar sobre la memoria, el espacio que poblamos, los recursos, cómo el pasado reverbera en el presente, y nos insta a que elijamos los caminos de una soberanía patriótica, “que se produce juntando memoria, verdad, justicia y paz”. Los y las invitamos a escucharlo.

Las imágenes son de la serie fotográfica “Retratos y paisajes de guerra” de Juan Travnik.

 

 

Mensaje de Carlos Giordano

 

Se requiere Javascript, y/o algunos agregados, para mostrar ciertos contenidos en su navegador.

 


Hola, ¿cómo les va? Soy Carlos Giordano, ex soldado conscripto combatiente en la guerra de Malvinas cuando tenía 19 años y estaba haciendo el servicio militar obligatorio, en el medio de la dictadura, del Proceso de reorganización nacional y en el marco de las políticas de terrorismo de estado que implementaron los militares, los civiles y los curas que tenían el poder por entonces.

Quiero compartirles una reflexión a ustedes, nuestros queridos compañeros/as estudiantes, docentes, no docentes, directivos del Bachillerato de Bellas Artes. Una reflexión que tiene que ver con el día, que se titula del veterano de guerra y de los caídos en la guerra de Malvinas y que a nosotros nos gusta decirle el día de los ex combatientes porque no estamos de acuerdo en esa denominación de veteranos de guerra, tiene algunas sonoridades bélicas que no nos gustan y nos emparentan con personas con las cuales no nos sentimos identificados. 

Compartirles a ustedes que esta fecha siempre es una fecha rara, equívoca, que uno no sabe si festejar o si repudiar y que en realidad se trata de conmemorarla. El 2 de abril fue el día en que se recuperaron las Islas Malvinas después que los Británicos nos las sacaran por la fuerza allá por 1833. El 2 de abril de 1982 se recuperaron las islas por 74 días, pero nuevamente el Reino Unido de la Gran Bretaña ejerciendo mucha violencia, tanta violencia como para matar a 632 argentinos, nos las volvió a sacar. Y nos sacó no sólo la propiedad de esos 11.118 km2 de roca y turba, sino también la soberanía sobre ellas, es decir la capacidad de poder decidir como pueblo qué hacer con nuestro territorio, con los materiales, con los recursos naturales.

En ese sentido la Guerra de Malvinas no es una guerra que haya terminado, el conflicto de Malvinas no es un conflicto que haya terminado, sino que es presente porque todos los días no podemos ejercer la soberanía, no podemos decidir qué hacer con esos recursos, no podemos usufructuar lo que de ahí se saque, los alimentos, los minerales, hasta nuestra propia memoria, la relación con los caídos, lo que queremos recordar de su entrega patriótica. En ese sentido ustedes están en un lugar simbólico, en el lugar en dónde hoy está el Bachillerato era el ex Distrito Militar donde muchos ingresaron a la colimba, ingresaron al servicio militar, donde les cortaron el pelo, donde les sacaron el DNI y empezaron una vida militar tan extraña, que hoy parece, a 39 años, una locura, que hubiese un servicio militar obligatorio y que esos militares fueran dueños de la vida de cada uno de nosotros. Pero es extraordinario que ustedes estén en ese lugar, que lo pueblen como lo hacen, creativamente, estudiando, formándose para elegir qué hacer también con las Malvinas en el futuro, son ustedes los que, cuando sean un poquito más grandes, tienen la responsabilidad de decidir qué hacer con las Malvinas, de decidir qué hacer con la soberanía, de decidir qué hacer con lo que nos falta. En ese sentido quiero saludarlos y pasarles la posta, son ustedes, tengannos como referencia, les podemos contar el horror de la guerra, les podemos contar la violencia que ejercieron y que siguen ejerciendo pero elijan también a partir de nosotros y ustedes, elijan los caminos soberanos, que es lo que se produce juntando memoria, verdad, justicia y paz, eso ayuda a pensar en una soberanía patriótica, una soberanía en donde ustedes puedan decidir sobre el futuro. Les mando un abrazo grande.”

 

 

Fotografías de Juan Travnik

 

“Malvinas - Retratos y paisajes de guerra”

marzo–mayo 2009 | Museo de Arte y Memoria La Plata

 

 

Conformada por una serie de aproximadamente 70 retratos fotográficos blanco y negro de ex-combatientes de la Guerra de Malvinas e Islas del Atlántico Sur realizados entre 1994 y 2007. El conjunto abarca una selección de tomas realizadas a más de 250 veteranos en diversas ciudades de nuestro país: Corrientes, Santa Rosa y General Pico (La Pampa), General Roca (Río Negro), Tucumán, Córdoba, Mendoza, Ushuaia, Buenos Aires, La Plata, Rosario, Santa Fe, etc. Además, consta de una serie de 12 paisajes, tomados en las Islas durante el mes de mayo de 2007. Las fotografías forman parte del libro que se publicó con el mismo título y texto de Graciela Speranza. Ediciones Larivière. Argentina, 2008.

 

Retratos y paisajes de guerra de Juan Travnik - Espacio Punto Aparte