Período 2018-2022
 
Período de Gestión directiva 2018–2022
Proyecto académico y de gestión de la Prof. Andrea Aguerre para el período 2018–2022.

“No hay escuela en abstracto. No hay escuela en el
desencanto. No la hay en las proclamas enlatadas.
La escuela es efecto de un cuerpo sensible que la
hace cuando piensa lo que no sabe.”

(Silvia Duschatzky)

 

El presente proyecto atraviesa las fronteras de la autoría individual, es la traza de un pensamiento compartido. Una reunión de texturas que incluye ideas de docentes, no docentes, estudiantes y egresados que sostienen la educación especializada en arte como derecho y reflexionan permanentemente sobre las formas de hacer y de pensar el Bachillerato de Bellas Artes.

Considerando el trabajo colaborativo realizado, la propuesta de gestión para el período 2018-2022 es el resultado de una trama de configuraciones diferentes, de voces que se relacionan y de vínculos que se entrelazan y se reencuentran, generando cohesión y coherencia: coconstruyendo sentidos. Pensar cómo será el Bachillerato de Bellas Artes en los próximos años implica decidir en comunidad cómo queremos que sea nuestra escuela. Comunidad que se aviene a pensar los problemas de hoy y aprende de ellos.

Una invitación a sentir y a reflexionar sobre las mutaciones de la escuela, a preguntarnos cómo transitar las aulas, a entender sus temporalidades y su geometría espacial, a diseñar artesanalmente terapéuticas que procesen los malestares.

Reunir texturas implica ampliar la mirada para reconocer y considerar distintos espacios, tiempos, formas, superficies, relaciones, ideologías y contextos. Reunir texturas implica escuchar la escuela, no para interpretarla o intervenirla, sino para vivirla como experiencia sensible.

Como punto de partida, formular preguntas permite pensar políticas educativas abiertas, flexibles y móviles. De esta manera los problemas de la escuela constituyen un entramado que lejos de consolidar respuestas unívocas y cerradas, abren variaciones en los modos de percibir, sentir, actuar y pensar.

¿Cómo consolidar una escuela inclusiva y democrática? ¿Cómo experimentar la toma de decisiones compartida? ¿De qué manera promover una mejor articulación e integración de saberes? ¿Cómo profundizar una educación con compromiso social? ¿Cómo reafirmar una institución que garantice derechos? ¿Cómo incrementar la experimentalidad e innovación? ¿Cómo propiciar la autonomía institucional?

 

Ver el Proyecto Académico y de Gestión 2018–2022